colchon-plan-de-compra

Si estás próximo a comprar tu colchón te recomendamos tener en cuenta las siguientes sugerencias:

  • Tu tamaño:

Se recomienda que el colchón en el que vas a dormir tengo al menos 10cm más que tu altura.

  • Tu peso:

De este aspecto depende la firmeza del colchón, mientras más peses más firme debe ser para brindar mayor sujeción; por el contrario, si eres ligero se recomienda un colchón más suave y flexible que se adapte y distribuya mejor el peso.

  • Dormir solo o en compañía

Los dos anteriores aspectos están ligados a este apartado. Si duermes acompañado debes tenerlos en cuenta ya que de esto depende la comodidad y el confort de ambos. Se recomienda que el colchón que se elija puedan mantener la libertad de movimientos; además, si la persona con quién duermes existe una gran diferencia de peso se aconseja utilizar dos colchones individuales unidos, cada uno con las especificaciones propias necesarias para el mejor descanso de cada usuario. En cuanto al tamaño, como mínimo doble, mientras más espacio puedan tener para moverse mejor será la experiencia.

  • Tener en cuenta las especificaciones del fabricante

Los fabricantes actualmente para ayudar a la decisión teniendo en cuenta los puntos anteriores, están recomendando la compra de colchones según su peso. Para personas de menos de 70Kg un colchón suave, entre 70Kg y 100Kg un intermedio y mayores a 100Kg firme.

  • Gusto propio

Si conocemos el tipo de colchón adecuado para nosotros teniendo en cuenta nuestro peso, pero preferimos un tipo de firmeza diferente a la recomendada es otra opción a considerar, elegirlo puede traer consecuencias en la salud de la espalda, la calidad del descanso y la duración del colchón. Lo aconsejable es un colchón relativamente firme, que soporte el peso, sin hundirnos y que nuestra espalda se pueda adaptar al colchón. Otra consideración puede ser tu movilidad al dormir, si te mueves mucho es mejor un colchón más rígido para que puedas girar con facilidad.

  • Posición

La posición, la forma en que dormimos influye también en esta decisión, si duermes en una orientación lateral lo preferible es un colchón menos firme, lo suficiente para que el hombro logre acomodarse. Por el contrario, si duermes boca arriba es necesario un colchón más rígido que le dé la comodidad necesaria a la columna y por último si duermes boca abajo será necesaria una firmeza intermedia en la que tu cuerpo no se hunda, pero tampoco se quede rígido acarreando dolores.

  • Temperatura

Existen colchones que tienen diversos materiales de construcción brindando diferentes niveles de frescura. Si eres una persona que prefieren el calor o el frío deberás considerar los diferentes tipos de construcción del colchón y materiales usados por cada fabricante. Se sugiere consultarlo al momento de la compra con el asesor.

  • Presupuesto

Y llegamos a un punto álgido en donde la decisión se ve condicionada por la cantidad de dinero que tenemos para comprar el colchón. Lo mejor que se puede hacer es ahorrar para comprar el colchón adecuado y elegir de lo más básico, sin perder calidad, a lo más exigente teniendo en cuenta nuestros requerimientos.

Si quieres adquirir este producto, podrás encontrarlo en:
http://www.plandecompra.com/muebles-y-hogar/hogar/colchones¿Tienes alguna duda?  Sigue nuestras redes sociales Twitter @plandecompra
Facebook.com/Plandecompra para brindarte una asesoría completa.